Amazon quiere ser el embajador de los e-books españoles en EE UU

por: David González Torres

Amazon lanza su tienda de e-books en español para Kindle en Estados Unidos y confirma un secreto a voces. Para la multinacional de Jeff Bezos, España aún no es un buen mercado, pero sí una gran plataforma de acuerdos comerciales. Parece que Amazon llegó a España no tanto para vender, sino también para comprar contenidos.

La multinacional de comercio electrónico Amazon estrena nueva tienda de e-books en español para Kindle en Estados Unidos. Reúne así bajo el mismo escaparate virtual unos 30.000 títulos en castellano, muchos, obviamente, de sellos editoriales españoles.

En la tienda de e-books en español de Amazon.com, conviven clásicos universales con las reediciones digitales de premios Nobel como Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y Camilo José Cela, además de escritores superventas, como Pablo Coelho o Isabel Allende.

Los casi 50 millones de hispanohablantes de Estados Unidos se convierten así en un mercado potencial inmenso para Amazon, compañía que controla el 61% de las ventas de libros electrónicos estadounidenses, según algunos informes.

No parece descabellado pensar que la tienda online de Jeff Bezos se convierta, en breve, en uno de los principales exportadores de e-books españoles en América.

No hablamos solo de Estados Unidos, sino también de México, su país fronterizo, con más de 112 millones de habitantes. La tienda de e-books en español de Kindle presume también de tener en su escaparate a escritores mexicanos como José Emilio Pacheco, Carlos Monsiváis y Sergio Pitol.

No en vano, algunos rumores apuntan a que Amazon.mx será la nueva franquicia de Jeff Bezos en el mercado iberoamericano. La multinacional registró el dominio mx en 2009 y este año toca renovarlo. Quizás, con flamante lanzamiento.

Visto lo visto, la estrategia de Amazon parece clara. Después de seis meses presente en España, su táctica a corto plazo ha sido cerrar contratos con los principales proveedores de contenidos de libros electrónicos: los editores y los agentes literarios.

España ya no es un país tan rentable como antaño para vender libros –ni electrónicos ni en formato papel-. Y Amazon lo sabe. Sin embargo, sí es un mercado perferente a largo plazo.

En 2011, se vendieron tan solo 190.000 e-books, según la consultura GfK. Esta cifra representa un avance, pero minúsculo en comparación con el sector en su conjunto. Dicho de un modo más esclarecedor, se despachan 500 libros de papel por cada novela electrónica que se factura en España.

Los lectores españoles no adquirimos muchos libros digitales, porque aún estamos en la fase de comprar el continente frente al contenido.

Los e-readers, por ejemplo. España es el segundo país europeo donde más e-readers se venden. Sumaron 335.000 unidades en 2011; es decir, el 120% de incremento respecto al año anterior, según GfK.

Así, el lanzamiento de la tienda e-books en español para Kindle en Estados Unidos sugiere que Amazon no ve aún España como un cliente preferente, sino como un gran proveedor de contenido global.

Los libros electrónicos españoles interesan, pero mientras los consumidores de nuestro país no los compren de manera masiva, a Jeff Bezos le merece más la pena cerrar acuerdos con las editoriales españolas y venderlos fuera, para que funcione su famosa larga cola.

Los editores españoles editaron 80.000 títulos en 2010, según la Federación de Gremios de Editores de España. Y la Agencia del ISBN avanza un importante despegue de los formatos digitales, con 5.203 e-books registrados en el primer trimestre de 2012; es decir, el libro electrónico representa ya el 22% de los ISBN.

Oferta existe; pero no demanda. Sin embargo, la crisis económica en España pasa factura. A la espera de datos oficiales, muchas editoriales y librerías ya asumen una caída de ventas de dos dígitos en el primer trimestre de 2012. Por este motivo, muchos editores emigran a Latinoamérica para vender su catálogo allí y contener la sangría.

Si la mayoría de grandes y medianas editoriales españolas buscan al otro lado del Altántico lo que se les niega en casa, la estrategia de Amazon con los e-books españoles tampoco debería asombrarnos.

Los pasos que da Amazon son huellas en la arena que desvelan un camino. Si los lectores españoles aún no son clientes rentables, quizás sí lo sean los editores, propietarios de los derechos de explotación de los libros.

Como intermediario, la tienda online de Bezos cobra una comisión del 30% por cada venta online. Y da igual que el e-book se compre en España o fuera de sus fronteras. Con internet, el cliente está deslocalizado; y Amazon es una tienda global.

Con estos datos del sector y el lanzamiento de la Kindle Store de e-books en español, no sería extraño escuchar a los editores decir mañana que Amazon podría convertirse en el embajador en Estados Unidos del libro electrónico español.

Aunque habría que preguntarles a las editoriales españolas si quieren como principal exportador de sus libros electrónicos a una empresa extranjera que, en muchos mercados, ejerce una posición dominante, con las ventajas e inconvenientes que ello conlleva. Pero eso es otra historia.

 

Opina en nuestras redes sociales.

facebook_lowDa tu opinión en nuestra Página en Facebook

twitter_lowOpina en nuestro perfil en Twitter con #ebooks

Share/Save/Bookmarkcompártelo
Fatal error: Uncaught Exception: 12: REST API is deprecated for versions v2.1 and higher (12) thrown in /usr/home/aviondepapel.tv/web/wp-content/plugins/seo-facebook-comments/facebook/base_facebook.php on line 1273